Como Sanar las Heridas de América Latina a través de la Permacultura; Prólogo

Como Sanar las Heridas de América Latina a través de la Permacultura

Prólogo

La realidad social en América Latina es que gran parte de la población ha sido sometida al maltrato físico, psicológico y familiar.

1656108_10152190715656030_1055730174_nYo tengo familia con discapacidad, al amar profundamente a mi familia solo quiero lo mejor, sin embargo, este mal trato ha generado una insensibilidad brutal en gran sector de la sociedad latinoamericana, esto ejerce presión a mi persona, cuantos hay como yo. El caso más grave que conocemos de discapacidad es una señora que era golpeada por su marido y, sus cinco hijos nacieron con discapacidad provocada por la violencia familiar, esta violencia tiene una fuente, cual es la competencia, la contaminación, la omisión de educación humanizada: Ecológica, científica y laica. Además de un sistema despiadado de comercialización, en donde pueden existir más de 15 millones de niños y niñas trabajando en las calles como en el caso de México, pero los trámites y leyes en comercialización permiten este brutal omisión de afecto en los más jóvenes y vulnerables de nuestra población y el estado no hace nada eficaz para frenar este “ternuracidio”, orillando a millones de niños y niñas al mal trato, dejándoles sin oportunidad alguna a realizarse como personas, como padres de familia, como hijos, como amantes, como hermanos y hermanas, dejando a el futuro de nuestro país en manos de la delincuencia y brutalidad, que es todo aquello que usa armas, pega, grita, corta árboles y gasta mucho dinero.

Al realizar mi primer libro: El Libro de la Cultura Sensible, cual pueden descargar gratuitamente en la red, me impulsé por una serie de circunstancias que yo en mi casi fatal inocencia no sabía que existían, como lo son gente que trabaja para grandes empresas y que pretenden ser jippis amor y paz, que cuando llega la hora de trabajar sacan las garras amenazando y difamando los conceptos más comprobados en la historia humana sobre salud familiar y planetaria, difamando y perturbando el amor en todos los sentidos y aspectos, motivo por el cual realmente quedé con un trauma, ya que además de buscar difamar mi trabajo periodístico, mis sueños de paz, amor y tranquilidad fueron brutalmente atacados, la razón; haber creado una televisora llamada telemaíz, haber escrito cientos de artículos sobre como cuidar a los seres humanos, a la tierra y a los animales, aquella vez llegaron a mi hogar a amenazarme varias veces, dejando a mi núcleo familiar débil, y esta presión por tener familia con discapacidad aumentó aún más, todo por un poderoso que domina a la gente través de la enajenación, de las luchas, del futbol, de las novelas y de la contaminación a la tierra.

Todas estas presiones he tenido que sufrir y soportar en el largo y arduo camino de poner un grano de arena en la fundación de un nuevo mundo, en donde la felicidad sea la razón más importante; no el dinero o la conveniencia, para lo cual estoy seguro de algo: Que la raza humana solo puede ser feliz sin pobreza, y esto solo se logra a través de asentamientos humanos sustentables y permanentes, en donde todas las energías; incluyendo alimentos orgánicos sean producidas. Una comunidad que recicla su agua, produce su electricidad, que produce sus alimentos, sin químicos y pesticidas, será una comunidad con absoluta salud, así no se ejerce la competencia, no se ejerce el maltrato, y evidentemente ni la corrupción ni el compadrazgo, solo afloran los sentimientos humanos naturales, como lo es la equidad, la solidaridad, el apoyo mutuo, la generosidad, el afecto y el amor, esto se logra solo a través del cuidado a la naturaleza; todo lo que daña a la tierra daña al ser humano, todo lo que daña a la tierra convierte a los seres humanos en máquinas, quedando la espiritualidad humana anulada y el pensamiento reducido a una mercancía en venta.

Ahora este segundo libro no lo hago con el afán de defenderme de aquel monstruo, lo hago con el fin de sensibilizar a mi colonia, a mi ciudad, a mi país y a mi continente, ya que cada cosa que hagamos mal va a recaer en el futuro de nuestros hijos e hijas, debemos enfocarnos solamente a que cada cosa que hagamos sean en beneficio de nuestros hijos e hijas; si los que vivimos en México tomamos en cuenta que: Ellos son parte real del futuro de nuestro hijos, entonces tenemos mucho que aprender para que a través de nuestro comportamiento dejemos de provocar violencia, desconfianza y contaminación.

Después de casi 20 años de activista, he decidido montar mi propia empresa lucrativa, esta empresa se llama Bio Construyendo México, la cual tiene fines extrínsecos, que son; enseñar a la gente a reciclar el agua de la ducha, manos y dientes, con filtros económicos y fabricados con materiales naturales, los cuales son sumamente baratos, también dentro de nuestros fines extrínsecos está el divulgar toda la enseñanza de la permacultura, para construir casas con materiales naturales y para producir alimentos sin químicos ni pesticidas en sistemas inteligentes como lo es el Bosque de Alimentos, respetando la fauna y la flora originaria para no tener problemas ambientales. Y el objetivo intrínseco es tener la posibilidad económica de adquirir mi propio terreno, unas dos tres o cinco hectáreas para construir mi casa y llenar aquel lugar de alimentos, tal como lo hacía el maestro Masanobu Fukuoka y, así poder retirarme de la necesidad de trabajar por dinero, y a mi vejez poder disfrutar de la paz del viento y de la delicia de las frutas cultivadas en mi propio terreno.

Dentro de la incursión de mi nueva empresa en los negocios ecológicos; como era de suponerse he tenido “trabas” y problemas de carácter de saboteamiento cuales son muy evidentes y notorios.

En uno de mis primeros trabajos en donde una pareja con un niño me ha pedido la construcción de su casa con un baño japonés en un lugar en donde no hay acceso al agua, cuando enseñé mi proyecto de baño japonés con un sistema de captación de agua pluvial, con un sistema de reciclaje de agua semi gris, en donde se puede usar la misma agua filtrada y purificada una y otra vez con un sistema de algas de río, el proyecto fue derogado por los que lo solicitaron con las manos en la cintura, desde este momento me sentí sumamente triste y defraudado. Ellos me demandaron ante una agencia del estado federal llamada PROFECO; que es el organismo que se encarga de mediar los conflictos comerciales y, al asistir yo a este cotejo entre las dos partes fue evidente que no había parcialidad por parte de la juez, muestra de ello es que me multo por no haber entregado un reporte en el cual yo expresaba mi argumento, sin embargo este documento lo había entregado con antelación, yo tengo una copia sellada de la entrega de este documento, inclusive le envié copia al director de esta institución, aún así, en un acto de mala fe; la abogada me sancionó como si yo no hubiese enviado este documento que yo si entregué; también me extraño que en el cotejo ellos se hablaran de tú, lo cual en México no se usa en ocasiones de alto rigor en seriedad; por el otro lado, en México no todo es corrupción, terminando mi comparecencia me dirigí a la oficina de Derechos Humanos Nacionales aquí en San Cristóbal de las Casas Chiapas, que es un organismo rector para evitar casos de omisiones y corrupción, en este lugar la atención hacia mi persona fue muy buena y en principio eficiente; efectivamente la sanción que se me había otorgado según este organismo era improcedente, al final entregué en este lugar copia de la comunicación vía correo electrónico que había yo tenido con esta pareja que fueron un total de 78 hojas, en donde se incluían todos los dibujos e ideas, sin embargo no aceparon ninguno, pero en estos correos es en donde yo compruebo que trabajé arduamente y con la entrega que mi trabajo merece, al final, esta pareja ( En mi primer caso de sabotaje a mi trabajo también fue una pareja con hijo pequeño) afirmó que yo les presioné a contratarme, cuando ellos fueron los que me buscaron y 7 meses antes de contratarme me comenzaron a preguntar cosas sobre casas ecológicas, en fin solo aquel que lea las 78 páginas de este informe (depositado en la oficina de la Comisión Nacional de Derechos Humanos de San Cristóbal de las Casas)  de correos verá que yo trabajé con mucha dedicación y ellos fueron muy superficiales a la hora de hacerme pedidos, la realidad sobre este caso es que yo ya no quiero indagar quienes son estos chicos, ni para quién trabajan; lo que deseo con toda la fuerza de mi corazón es que estos chicos recapitulen y se den cuenta que tipo de realidad estamos dejando a nuestros hijos e hijas a través de estos métodos comerciales en donde la ley no es imparcial:

¿Que puedo hacer yo para ayudarles?

¿En México estas prácticas de sabotaje ecológico aún se practican?

Yo he visto muchas personas que se visten de ecologistas solo para darle mala fama a la defensoría de la tierra, en México he visto algunas pocas personas como ellos que publican cosas que defienden la tierra pero que a la vez difaman al sentido de la familia o de otros valores como el equilibrio psicológico, en este país he sido testigo (por que me lo han hecho a mi ya tres veces) que culpar al inocente es una vieja técnica del gobierno para no permitir que las prácticas humanas que proponen un cambio de fondo y de forma prosperen, en este caso los cambios son ya no adquirir producto industrializados, comenzar a producir nuestras propias energías de manera gratuita y producir la mayor cantidad posible de alimentos sin el uso de químicos, pesticidas o monocultivos, este cambio ha sido el más saboteado y el más etiquetado, porque millones de millones se dejarían de ganar con gente educada, consiente, sensible y con conciencia ambiental desarrollada, pero en México y Latino América la precariedad sigue siendo un negocio, ya que el consumo solo se capta con precariedad y omisión educativa, además todas las refresqueras y productoras de insumos contaminantes dejarían de existir con una sociedad educada, los gobernantes estarían obligados a crear calles seguras para todo tipo de personas, a crear escuelas Waldorf y Montessori, los gobernantes estarían obligados a crear asentamientos humanos sustentables, solo con asentamientos humanos sustentables y basados en la permacultura los seres humanos las familias tendrán la oportunidad de encontrar un planeta más cómodo, esto solo se logra con educación humanizada; por esto hicimos este segundo libro, como un segundo llamado a la vital importancia de humanizarnos: Sensibilizarnos, esto solo se logra produciendo nuestros alimentos; ha usted escuchado la palabra INFLACION, bueno, la inflación NO existe, se llama escasez; nos podemos quedar sin universidades, nos podemos quedar sin tiendas, pero no podemos quedarnos sin bosques y sin selvas porque lo habremos perdido todo, el agua ya no tendrá la capacidad de purificarse, no existirá planeta con practicas comerciales, solo con prácticas ecológicas.

Por último quiero compartirles que este libro es un recopilado de mis artículos durante esta fase de mi nueva empresa ecológica; Bio Construyendo Mexico, la cual está enfocada a la sanación de la tierra y de la gente, a través de estas lecturas los que quieran ser sanados en cuerpo y espíritu pienso que lo serán con el solo hecho de desear un mundo más bello: En donde quepan muchos mundos (proverbio zapatista); llenos de árboles, flores, ríos lagos y mares limpios, casas hermosas y naturales y abundantes alimentos para toda la gente, así es como yo busco la paz en nuestro planeta, escribiendo y sembrando, dando todo lo que está en mis manos dar.

A continuación los capítulos de este libro que se piensa imprimir este año 2014, es todo el contenido de este sitio en Word Press: https://sanabioconstruccion.wordpress.com

De todo corazón, esperando colaborar para la plena sanación de nuestra comunidad, quedo de ustedes con el más profundo amor, cariño y respeto.

La única manera de crear la Paz en todo el mundo es que el agua limpia y alimentos orgánicos sin químicos y pesticidas estén al alcance de todas las familias y habitantes, esto se logra a través de proyectos sustentables y permacultura, en donde las familias produzcan la mayor parte de sus alimentos o más de lo que necesitan, creando sistemas de purificación de agua a través de filtros con materiales naturales y algas de ríos, y obteniendo la electricidad con métodos alternativos como celdas solares u otros, solo así conoceremos la Paz en nuestras comunidades.

Solo cultivando con la síntesis de la permacultura tendremos la oportunidad de cuidar y restaurar los bosques y selvas del planeta.

Gerardo González Miranda

Bio arquitecto

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s